El fuego, la militancia, el sol

fei.jpg

Crónica de la Feria de Editoriales Independientes 2018

Se fue la Fei. Fueron tres días intensos y hermosos. Fue la primera vez que este colectivo participa en la organización. Pero dado que nosotrxs, también organizadores -esa palabra que suena tan importante-, por primera vez vivimos esta experiencia desde adentro, esta crónica ferial está teñida de nuestra percepción.
Entre lxs glauces -así nos autodenominamos en tanto integrantes del colectivo- prima el humor y el entusiasmo -manija, en nuestra jerga-. Una tendencia a profanarlo todo, incluso la feria misma. Bastaba pasar por nuestro stand para comprobar que se trataba, más bien, de un tolderío: un tolderío amigable, con mate y alimentos rescatados del trasnoche para ofrecer, con toda nuestra hospitalidad, a cualquiera que se acercara. Pero humor y manija no son excusas para no trabajar: de hecho, son el impulso para hacer. Y así, desde hacía varias semanas toda nuestra energía estaba puesta en la FEI. El sol acompañó: fue la feria la que se llevó la lluvia.
El sábado resultó, quizás, el día más intenso. A menudo hacemos chistes sobre la propia Glauce. Decimos que, de existir alguna especie de castigo sobrenatural, es posible que alguno recaiga de su parte sobre nosotrxs. Hicimos banderas y pañuelos con su cara, su propia cara es nuestro logo, y hasta tomamos -porque lo hemos tomado- su nombre para autodenominarnos. Así, a menudo decimos “La Glauce”, para hacer mención a nuestra agrupación. Una irreverencia de la juventud de hoy, es probable. Pero también un gesto, una forma de marcar un horizonte y un posicionamiento. Pero volviendo sobre el sábado -sabrán perdonar el misticismo que sigue a continuación- algo del espíritu de Glauce irrumpió en la feria. Advertimos, también, que somos jóvenes lectores, y que, como tales, presentamos, además del humor, una tendencia a ver el mundo con ojos quijotescos. El día sábado tenían lugar varias actividades que nos tocaban como colectivo muy de cerca: la mesa de presentación de Mi signo es de fuego, la poesía completa de Glauce, editada por Caballo Negro; y una mesa acerca de la poeta, pensada incluso antes de saber que ese libro se presentaría en la FEI. Ambas mesas se sucedieron. Ese mismo día, integrantes de la Glauce salían por primera vez en un libro, y así una sucesión de eventos -sucesión en su grado más literal: uno detrás de otro- concluyeron en un cúmulo de emociones ,la gente lloraba de la emoción. El sábado fue, de tal manera, un día particularmente intenso para el Colectivo, un día feliz y conmovedor.
Pero toda la FEI condensó ese clima: la alegría, la alegría, la ansiedad, el asombro, el intercambio, la amistad. Un ciclo emocional acorde a la modalidad barroca de la feria, que, aunque jóvenes y profanos, supimos respetar y cultivar. Algunas amistades repentinas surgieron entre feriantes de otras partes, muchos de ellxs afirmaron venir desde lejos, no solo por el evento, sino por la camaradería que en estos espacios emergen.
Sin embargo, al finalizar la FEI, varios glauces terminamos enfermxs: algunos cuadros de gripe o inicios de entre los integrantes. Comentamos en chiste -o no tanto- que esa energía intensa, abrumadora, poderosa, es la energía que advertimos de los relatos que otros nos acercaron sobre Glauce: en la experiencia de sus nietos, Pablo y Federico, que aceptaron participar con generosidad en la mesa, en los comentarios de poetas amigos -como los que Eugenia Cabral, Marcelo Fagiano y José Di Marco-. Entonces, esa energía abrumadora, también pasó sobre nosotros: los cuerpos, débiles para resistir tanta alegría, enfermaron. Pero estas gripes son unas gripes victoriosas: le ganamos a la rutina, a la productividad del trabajo, tres de alegría e intercambio cultural y democrático.
A propósito de esto último, pensamos en la FEI como un espacio democrático. Tanto desde la propuesta de las mesas, que abarcaron la edición independiente como tema, la literatura infantil y juvenil, los cuestionamientos que del feminismo como suceso político emergen, las lecturas de poetas éditos o no; la Reforma Universitaria como tema de la FEI en general; como las -más- de ochenta editoriales de todos puntos del país que participaron; la convivencia de lenguajes artísticos, las artes visuales, la música local; las escuelas que nos visitaron; lxs docentes que trajeron su lucha a este otro espacio democrático, sí, pero también atravesado por un dolor que resuena en todo el país; entre otras cosas.
Agradecemos profundamente la posibilidad de este intercambio. Uno de nuestros objetivos como Colectivo es hacer circular la cultura, arrebatársela a los que la quieren concentrada en un sector. Agradecemos, entonces, aDiego Formía y a Caro Cáceres , y en ellos a la Subsecretaría de Cultura que, otro año más, apoya a la FEI para que sea posible, a lxs feriantes que trajeron sus editoriales, a las escuelas que asistieron, a lxs escritores, a lxs lectores, a los músicos, a los trabajadorxs, a lxs talleristas, a todxs. Sentimos un gratitud enorme.
Cerramos este breve crónica con un fragmento del poema II del libro La Militancia, de la misma poeta que nos dio un nombre, para decir que no hay gripe, silencio o recorte que aplaque esta alegría de resistir, de hermanarse en la lucha, en el arte: Hay que arrancar el cuchillo con el que se complacen/ en clavarnos el corazón. / Incendiar la cruz que nos ha sido destinada./Caliente la sangre/ los nervios vigorosos/ nada podrán las arañas de once patas/ el maleficio de las hiedras./ La soga que desates en el instante mismo de sentir las ataduras/ derrumbará los muros del infierno/ las jaulas/ las cárceles/ y serás el dueño de tu corazón.

por Camila Vazquez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s